Procesan a dos ex empleados del Hogar del Huérfano por abuso sexual con acceso carnal a un niño

La causa es por abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición sexual de guardadores y la pena va desde los 8 años hasta 20 años de prisión.

Dos ex empleados del Hogar del Huérfano rosarino fueron procesados por la Justicia por el caso de malos tratos y presunto abuso sexual contra niños alojados en la institución.

La causa, que tramita el juez de Instrucción de la 7ª Nominación Juan Andrés Donnola, es por abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición sexual de guardadores y la pena va desde los 8 años de prisión hasta 20 años. Ambos cuidadores estuvieron un tiempo presos pero recuperaron la libertad aunque con algunas restricciones mientras se sustancie el proceso.

La notificación del procesamiento fue realizada hoy a los querellantes mientras que luego se hará lo mismo con la fiscalía y los acusados.

Los dos empleados del ex Hogar del Huérfano están acusados de abuso contra un niño de 9 años que declaró en abril del año pasado y ratificó las denuncias a través del método de Cámara Gesell con asistencia psicológica.

La denuncia había sido presentada por las autoridades de la Subsecretaría Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia, que se constituyó como parte querellante.

Las sospechas sobre la actividad en el hogar ya había registrado antecedentes en 2001 y 2010, tras la advertencia de profesionales de la salud que se desempeñaban en el lugar. Se hablaba de malos tratos y cuestionamientos a los métodos de asistencia a los niños en estado de vulnerabilidad social, además de un supuesto abuso contra una ex interna, algo que la Justicia nunca logró comprobar.

Tras 142 años, el Hogar del Huérfano de Rosario se quedó sin chicos alojados. El fin de semana pasado dejaron la institución los últimos ocho niños que allí se encontraban, en cumplimiento con la nueva ley que protege los derechos de la infancia.

Tras 142 años, el Hogar del Huérfano de Rosario se quedó sin chicos alojados a principios de año. Los últimos ocho niños que allí se encontraban dejaron la institución, en cumplimiento con la nueva ley que protege los derechos de la infancia. La provincia apuesta a utilizar el edificio de Laprida al 2100 para talleres culturales.

 

 

 

 

Fuente: La Capital

También te podría gustar...