PROFANAN TUMBAS EN GESSLER

Uno de los lugares que mayor respeto nos debe generar, es sin lugar a dudas un cementerio.
En este espacio descansan los restos mortales de nuestros afectos, de nuestros amores, de nuestro prójimo.


Allí encontramos en ocasiones consuelo y resignación entregando una flor o nos inclinamos a rezar o llorar un rato, en memoria de nuestros seres queridos.

Sucede que en los últimos días en Gessler, se ha profanado un lugar sagrado como es el cementerio de esta comunidad.

En esta última semana, quitaron las placas de bronce de tumbas de la familia Ceratto y del pabellón de la familia Massino; rompieron el candado, quitaron la tapa de madera del ataúd, rompieron la «chapa» hasta dejar al descubierto los restos mortales del cadáver que llevaba allí muchos años.

Se debe informar que no robaron ni el cadáver, ni parte de este (aparentemente porque esta en obvio estado de descomposición), ni joyas o elementos metálicos que los ladrones puedan luego vender.

A raíz de lo ocurrido, el Jefe Comunal Bartolomé Giacosa, dio aviso a las autoridades policiales para que estas procedan a investigar lo sucedido. Hasta el momento no hay resultados policiales, ni personas detenidas.

Las tumbas profanadas son de personas que han fallecido hace mucho tiempo, lustros o décadas.

En el cementerio no hay personal que lo cuide permanentemente, ni serenos que de noche cuiden de que nada malo ocurra.

Claro que la preocupación de autoridades ha implicado que se refuercen las medidas de seguridad en el lugar.

La pregunta es, ¿Por qué se daña un féretro si no es con intenciones de robo?. Es muy difícil saberlo, sí, algunos presumen que grupos que practican magia negra o determinados rituales maliciosamente tienen gestos y actitudes de esta naturaleza absolutamente incomprensibles.

Existe dolor y tristeza en los familiares a los que les destrozaron estos lugares que merecen sublime respeto, e incertidumbre porque estas practicas ( o de similares características) ya se vienen perpetrando en otros pueblos cercanos o en la misma ciudad de Santa Fe.

 

 

Fuente: La Voz de la Región Web

También te podría gustar...