Larpín: “Con los presos políticos había otro trato en Coronda”

Durante los años de plomo, Adolfo Kushidonchi, era conocido con el alias de «El japonés». En el penal, se aplicaron todo tipo de tormentos, no se brindó asistencia a los reclusos enfermos y tres de ellos fallecieron por tal causa.

El ex comandante de Gendarmería Adolfo Kushidonchi, quien fuera funcionario durante la intendencia democrática de Julio Asseff, e integrante del partido político Unión Vecinos de Moreno (UVM), quedó imputado como responsable de la represión ilegal, cometida en la cárcel santafesina de Coronda durante la dictadura cívico-militar. Luego de su declaración fue trasladado en calidad de detenido al penal de Marcos Paz

En los primeros días del mes de junio pasado, el juez federal Reinaldo Rodríguez ordenó detenerlo en su domicilio de Moreno. Cientos de detenidos pasaron por esa penitenciaría durante el terrorismo de Estado.

En el penal, se aplicaron todo tipo de tormentos, no se brindó asistencia a los reclusos enfermos y tres de ellos fallecieron por tal causa. Todos privados de la libertad, en forma ilegal. Las víctimas relatan que el más feroz de los represores era Adolfo Kushidonchi.

El magistrado dictó su detención, que se produjo en el domicilio particular de la calle Bartolomé Mitre 1057, en Moreno centro, con orden de trasladarlo a su Juzgado santafesino.

Kushidonchi (alias «Taka» o «El Japonés») fue director de Tránsito de este municipio (1994) durante la intendencia del contador Julio Antonio Asseff, quien en 1980 había ocupado el cargo de comisionado local de los dictadores.

El militar terrorista forma parte del consejo direct ivo del Centro de Oficiales Retirados de la Gendarmería Nacional (CORGN), del cual es vocal titular segundo.

En diálogo con LT10, Luis Larpín, ex preso político que estuvo detenido en Coronda, expresó que “las cárceles nacionales fueron parte del plan sistemático de la represión. Luego del golpe, hubo órdenes concretas de cómo manejar a los presos políticos. En Santa Fe, la cárcel central en la que estaban los presos políticos fue Coronda”.

Además, el ex preso político que estuvo detenido en Coronda agregó que “los presos comunes tenían un reglamento que le brindaba una serie de derechos. En cambio, con los presos políticos había otro trato. Durante mucho tiempo no tuvimos posibilidades de ser visitados, nos restringían los tiempos de esparcimiento y nos quitaban todo lo que podían. También, nos perseguían para que se den situaciones de castigos”.

Finalmente, Luis Larpín manifestó que “de la cárcel de Coronda eran sacados muchos presos hacia Santa Fe para ser torturados. Un muchacho Gorosito fue retirado y luego ejecutado en Rosario. También, fallecieron dos compañeros por falta de atención médica (uno de ellos fue el negro Ormaeche)”.

 

 

 

 

Fuente: Lt10

También te podría gustar...