Conflictos en policía de Rosario

El gremio Apropol denuncia que en la modificación de los horarios se coló la interna policial.

Alberto Martínez, representante de la Asociación Profesional Policial (Apropol), afirmó que la orden de modificar los horarios del personal del Comando radioeléctrico, que derivó en el acuartelamiento de gran parte de la policía rosarina, obedeció a una puja interna en la cúpula de la Unidad Regional II. A todo esto, el juez de Instrucción Juan Andrés Donnola llegó esta mañana a la sede de la Unidad Regional II acompañado por el fiscal Aníbal Vescovo para tratar de hallar una solución al conflcito.

«El cambio de horarios que se ordenó, lo ordenó el subjefe de la Unidad Regional II, el comisario Hernán Brest, en una jugada interna para desplazarlo al jefe de la Unidad Regional II, Walter Miranda. Esto lo quisieron hacer hace tres meses. Y ahora lo lograron», afirmó Martínez, en declaraciones al programa «El primero de la mañana» de La Ocho.

Martínez sostuvo que las modificaciones en los turnos del Comando Radioeléctrico fue una orden «entre gallos y medianoche. Lo dispuso el subjefe Brest porque sabía que esto iba a ocurrir y al personal ya no le quedaba nadie a quien recurrir. Hay una lucha interna en la cual nosotros, como sindicato, no participamos».

«Acá está en juego la vida y los bienes de las personas. Y esta gente (por las autoridades) está jugando con eso. Esto es para quedarse con la Unidad Regional II. Es la interna. Este es el problema. Ordenaron una medida que sabían que iba a provocar esto», remarcó Martínez.

 

 

 

 

Fuente: Lacapital.com.ar

También te podría gustar...