Identidad de Género: entregaron en Gálvez los primeros DNI

En mayo pasado, el Senado de la Nación aprobó la Ley de Identidad de Género, una normativa que contempla que toda persona “tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género, tal como cada persona la siente”, corresponda o no con “el sexo asignado al momento del nacimiento”. El texto señala que toda persona puede pedir la rectificación registral del sexo y el cambio de prenombre e imagen “cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida, sin necesidad de ningún trámite judicial o administrativo”, por lo que abrió una puerta para revertir una realidad de discriminación por la que día a día conviven las personas trans -el término que se utiliza para esquivar el peso social de la palabra travesti– en la Argentina.

En este camino, dos jóvenes galvenses realizaron el trámite correspondiente para obtener sus nuevos documentos, y desde la semana pasada, ambas cuentan con sus flamantes DNI: “Tener el documento para nosotras es todo: el poder seguir estudiando, no pasar más vergüenza, el poder ir al médico, el que te llamen por tu nombre, el ir a votar… Es un cambio de vida total”, aseguraron a GálvezHoy Emilce y Abigail Gorosito, con sus nuevas identificaciones en la mano.

Ahora, “antes que nada, queremos estudiar… Nos gusta enfermería, por ejemplo, lo que nos permitiría tener un trabajo, que hoy no tenemos. Por el momento nos es imposible acceder a un trabajo acá en Gálvez, menos no teniendo la escuela secundaria. Vendemos ropa pero como todo el mundo, aspiramos a tener un sueldo, una mutual…”. Según las estadísticas a nivel país, el 84% de la comunidad trans está desempleada, y desde el INADI se considera que la norma “es el puntapié para trabajar sobre la efectivización de los derechos a las personas trans, promocionando también el acceso al trabajo, la educación, la salud y la vivienda”.

Dos historias de vida entrelazadas

Emilce y Abigail se sintieron mujeres desde pequeñas. “Desde que tengo conciencia, nunca me sentí varón y siempre fui como una nena más”, comenta Emilce, de 23 años, a lo que Abigail asiente con la cabeza. Sin embargo, lo más complicado de aceptar para la familia fue la transformación de ambas, y sobre todo, el “qué dirán”.

“Comenzó con un delineadito -continuó Emilce-, luego nos comenzamos a cambiar de ropa y cuando ya nos vestimos bien de mujer fue muy, muy duro. Ahora somos dos mujeres más en la casa, donde vive también nuestra hermana mayor con sus tres hijos y nuestra hermana menor, si bien yo convivo en pareja en un departamento interno. Quizás fue más difícil todavía porque los dos casos se develaron juntos, pero también creo que fue más facil para que nuestros padres lo entendieran. Al que le costó especialmente fue a papá, tuvo su tiempo laaargo de desarrollo, de charlas, pero hoy ya somos dos hijas mujeres más”. “Imagináte, en casa fue como una bomba de estruendo -añadió Abigail, de 20 años-. Yo tenía 13, éramos dos que nos transformamos y yo era la más chica, pero todo se fue hablando”.

Y si bien en el círculo íntimo aceptaron su nueva vida, no ocurrió así con el resto de los allegados, los conocidos, o la comunidad misma. “Hay parte de la sociedad que lo entendió y lo entiende, y hay parte que no… Nuestros amigos continúan, obvio que tenemos más amigas mujeres por ejemplo de la escuela primaria, que hicimos en la Escuela Nº 6035, y a mí por ejemplo sólo dos varones de la escuela me hablan, con las chicas ni un problema…”, comenta la menor.

“Con la secundaria todo cambió… Cambió nuestro ritmo de vida, ya fue nuestra transformación, los chicos se aislaron de nosotras y las maestras te llamaban por tu nombre cuando ya en realidad eras otra, hasta que decidimos no ir más porque pasábamos vergüenza nosotras mismas… Ahora, con nuestros documentos -finalizó Emilce-, si Dios quiere el año que viene vamos a recomenzar el secundario para terminarlo, tener un título y acceder a un trabajo digno”, agradeciendo a GálvezHoy “por habernos llamado y darnos la oportunidad de que nos conozcan mejor”.

 

 

 

Fuente: Galvezhoy.com

También te podría gustar...