Con seis años se convierte en la comadrona del parto de su madre

Kay Bearwood, una mujer de Birmingham sintió que las contracciones eran demasiado fuertes para moverse. Sus gritos despertaron a su hija de seis años que acudió a ayudarla y se convirtió en su comadrona. La niña fue la asistente perfecta y mientras la ayudaba a dar a luz hasta comprobó que el bebé no tenía el cordón umbilical enredado en el cuello. A todos los sorprendidos por su sangre fría y sus conocimientos, la pequeña respondió que lo había visto hacer en televisión.

Kay, de 28 años, rompió aguas en el baño de la familia. Hacia unas pocas horas que había regresado del hospital, donde le dijeron que aún era demasiado pronto.

Sin embargo, en su casa, las contracciones se hicieron más intensas, más seguidas y comenzó a sangrar, según publicó The Sun.

Sin poder moverse gritó y acudió su hija, Francesca, de seis años, que la ayudó a acomodarse en suelo, además de advertirle que ya se veía la cabeza del bebé.

Su marido, corrió a la calle a avisar a los servicios de Urgencias, que no hicieron falta.

Cuando llegaron los médicos en una ambulancia, Kay Bearwood había dado a luz a Roisin. El parto duró apenas diez minutos.

La pequeña Francesca ya había sacado al bebé cuidando de que no estuviera el cordón umbilical enredado en el cuello, lo había limpiado y lo mantenía protegido con una toalla.

La niña de 6 años, que ahora quiere ser doctora, asegura que sus compañeros la admiran y su profesor está impresionado con lo que ha hecho.

Fuente: telecinco

También te podría gustar...