Bonfatti: “La policía va a actuar con toda firmeza ante el delito”

El gobernador Antonio Bonfatti se refirió a los saqueos y actos de vandalismo ocurridos en las últimas horas en Rosario y ciudades aledañas. “Algunos aprovechadores, algunos vivos, luego de que la ciudad se estaba recuperando del temporal, intentaron abusar de la situación produciendo robos”.

robos-rosario

“A algunos instigadores los tenemos individualizados, había autos dando vueltas y motos marcando lugares donde ir a robar. Se robaba fundamentalmente bebida alcohólica”, describió el gobernador, y contó que fueron detenidas 138 personas (29 menores), y se ha incautado mercadería.

“Quiero decirles a todos los santafesinos que somos un millón y medio de habitantes en esta región del gran Rosario, y que unas mil personas no nos pueden tener a mal traer. Tenemos que fortalecer nuestros lazos, tenemos que seguir apostando a una sociedad de la convivencia y no prestarnos a ningún juego de este tipo. Y quiero darles la garantía de que la policía va a actuar con toda firmeza para reprimir este tipo de delitos”, aseguró el gobernador.

“Yo lo que le pido a la ciudadanía es cuidarse, pero darle la tranquilidad de que estamos actuando, y que esto no va a pasar a mayores, afirmó Bonfatti.

Pedido de gendarmes

El mandatario santafesino contó que se comunicó con el jefe de Gabinetes de ministros de la Nación, Juan Manuel Abal Medina, pidiendo el envío de gendarmes para aliviar la intensa actuación de la policía provincial.

“Le transmití cual era la situación de Rosario. Él me expresó que había situaciones similares en otros puntos del país, en Tigre, Campana, Zárate, Resistencia, Bariloche. Le manifesté la necesidad de reforzar la ciudad de Rosario con presencia de Gendarmería para el patrullaje, porque nuestros policías ya vienen de una sobre carga de varios días con el tema de las inundaciones, han estado en otros lugares de la provincia, la gente tiene que descansar en algún momento. Le dije que aunque sea vengan 100 efectivos a colaborar con la policía de Rosario”.

En cuanto la modalidad de los saqueos, Bonfatti evaluó que “tuvieron una actitud los ladrones muy de foquismo, de ir en distintos lugares al mismo tiempo, y a veces no hay posibilidad de desplazarse para todos los lugares en forma inmediata. Pero las filmaciones que tenemos dan cuenta de una participación de la policía importante”.

Además, el gobernador recordó los saqueos del año 2001, y sobre ese tema señaló: “Todos tenemos presentes los episodios de hace algunos años y es lógico que la gente se resguarde. Nosotros les decimos que la policía está trabajando, está actuando”.

Finalmente, el mandatario provincial valoró la labor de los medios de prensa y de las diferentes corrientes políticas. “Reitero el agradecimiento a los medios de comunicación porque han jugado un rol de serenidad en el momento pico de la inundación”.

“Destaco también prosiguió-, el papel del Procurador de la Corte Suprema de Justicia”, y añadió: “Los partidos políticos se han puesto a disposición y yo lo rescato. Hemos tenido llamados del diputado provincial, Luis Rubeo, de concejales, para mi esto es una actitud que habla muy bien de la dirigencia política santafesina”.

Los saqueadores podrían recibir penas de entre 3 y 10 años

Mientras 55 personas continúan detenidas por los saqueos a comercios perpetrados entre el jueves y viernes en Rosario, el juez que investiga los robos advirtió que a imputados podrían recibir condenas de «tres a diez años de prisión». En tanto, el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, destacó que «estos temas se deben acordar colectivamente», ante lo que apeló a dialogar con el Gobierno nacional.

El juez de Instrucción Javier Beltramone aseguró que durante los saqueos se perpetraron los delitos de «robo y hurto calificado; cometidos en banda y con algún tipo de arma». De ese modo, argumentó que «(los saqueadores) merecen penas de entre tres y diez años de prisión».

«La imputación es porque han sido detenidos in fraganti, llevándose enseres ajenos a cualquier cuestión social», indicó. «Si bien el delito es el mismo para cualquier tipo de víveres, cuando vemos que se llevan televisores de alta gama o whisky importado, la situación no es la misma», advirtió.

Para Beltramone, esta situación «se diferenció los saqueos de 1989 y del 2001». A pesar de que se registraron dos muertos en la ciudad santafesina de Rosario, el magistrado consideró que «se trata de un hecho violento, de robo calificado porque se actúa en banda o bajo una determinada situación».

Mirada colectiva. Por su parte, el ministro de Seguridad santafesino, Raúl Lamberto apuntó a una decisión nacional en torno a las penas. “Lo que sucedió en Rosario pasó en todo el país», estimó Lamberto. «Fueron saqueos, pero también vandalismo y es bueno tener una mirada de lo que está pasando en el país para abordarlo con mirada colectiva”, dijo en declaraciones radiales.

A su vez, advirtió que “seguramente tuvo alguna logística porque son muchos los que comentan que hubo motos, Audis negros y autos Polo grises tanto en Villa Gobernador Gálvez como en Rosario», aunque intentó no ahondar en el tema: “Aún es prematuro hacer un análisis político”.

Fuente

También te podría gustar...