La causa sobre posibles desvíos de fondos en la mutual Pro Frut volvió a la justicia santafesina

El expediente regresó al fuero provincial aunque la Corte Suprema de Justicia de la Nación seguirá evaluando la competencia material de la causa. En agosto, dos magistrados -un santafesino y otro federal- tuvieron visiones distintas en cuanto a quién debía tramitarla. Cinco integrantes de la mutual están bajo investigación. Algunos de ellos tienen relación directa con el Inaes y con la agrupación política Kolina.

frutilla

La causa penal que investiga los posibles desvíos de fondos de la mutual corondina Pro Frut volvió a la justicia santafesina. El 2 de Octubre del año de este año,  mediante simple proveído,  la Corte de la Nación ordenó que se extraigan copias del expediente y se remitan al Juzgado de Instrucción de la sexta nominación de Santa Fe a los efectos de que prosiga con la investigación de la causa. Una de las damnificadas por el desvió de esos fondos,  principalmente porque le falsificaron su firma para poder cobrar cheques por caja, es la ex esposa de Leandro Oyarzábal, actual presidente de la mutual.

La abogada de la mujer – que denunció las maniobras fraudulentas en las TOE en 2011- es Melisa Arolfo, quien en diálogo con Notife agregó que “el 25 de octubre pasado la misma Corte (de la Nación) dejó sin efecto el proveído anterior y ordenó que se le remita una copia del original a los fines de resolver el tema por el cual fue elevado (competencia material). El día 30 de octubre, los autos en original ingresaron al Juzgado de Instrucción de la Sexta Nominación ( a cargo del juez Sergio Carraro)  para que se continúe con la investigación, se tomen indagatorias u otras medidas”, señaló.

 Entonces, hasta que la Corte no se pronunció, no hubo movimiento en la causa – se le preguntó a la abogada

– Todo quedó suspendido hasta que la Corte proveyó, pese a que existen pruebas que, esta parte una vez constituida como querellante va a solicitar, como asimismo, también es muy probable que se amplíe la denuncia por presuntas nuevas defraudaciones realizadas contra otro u otros organismos de la administración pública.

En los primeros días de agosto, 5 integrantes de la mutual quedaron detenidos. Entre ellos Leandro Oyarzábal (Presidente) e Ignacio Páez (Tesorero), los más comprometidos, de acuerdo a la pesquisa que llevó adelante las Tropas de Operaciones Especiales de la Policía santafesina (TOE) con el apoyo del juez Darío Sánchez, el primer magistrado que tuvo a su cargo la causa que, tras 17 meses de diligencias, terminó con la detención de los integrantes de Pro Frut.

El 28 de marzo de 2011 la mujer de Oyarzábal describió con detalles ante los oficiales de las TOE las maniobras de su esposo y  un grupo de colaboradores cercanos que habrían perfeccionando supuestas maniobras de desvíos de fondos públicos mediante la falsificación de la firma de la mujer en cheques que cobraban por caja en la sucursal del Banco Nación en Coronda, capital nacional de la frutilla.

Pro Frut, creada en 2005, no tuvo grandes movimientos en sus arcas hasta 2010, cuando ingresó al esquema de colaboradores el contador Simón Saccone, mano derecha del hombre fuerte en el Inaes (Instituto de Asociativismo y Economía Solidaria)  el santafesino Orlando “Cuto” Barquín. Con la llegada de Saccone la mutual recibió jugosas inyecciones dinerarias de distintas agencias u organismos del Estado nacional. Por ejemplo:

–  Aportes del Tesoro de la Nación otorgados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería  y Pesca de la Nación (MAGIP) a la Mutual Pro-Frut de Coronda, por Resolución 459/2010, importe de $ 1.250.000 (pesos un millón doscientos cincuenta mil).

–  En razón del Convenio de fecha 4 de Marzo de 2011, celebrado por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social  (INAES), Dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación con la aludida Mutual (aprobado por Res. 4097/10), en virtud de los cuales el referido Instituto ha transferido la suma de $ 1.500.000 (pesos un millón quinientos mil).

– Posterior ampliación y modificación del mismo, en virtud del cual el INAES amplió la transferencia anterior en la suma de $ 1.000.000 (pesos un millón).

Para la abogada Melisa Arolfo “los próximos pasos a seguir por el juez deberían ser tomar las indagatorias de todos los imputados (Saccone, Oyarzabal, Páez,  (Walter) Alegre y  (Carlos) Bianchi), en relación a  imputaciones que las debe seleccionar el juez de instrucción en el mismo acto de inicio de las indagatorias, entendiendo que existe un concurso real de delitos”. Arolfo también señaló que “pese a la demora existente y las declaraciones de incompetencia de los juzgados santafesinos , la Corte se pronunció con bastante celeridad, al menos en lo que respecta al trámite de proseguir con la investigación”.

El grupo Kolina en acción

En el informe de las TOE –publicó Notife en agosto pasado –  no se soslayan los vínculos cercanos entre Oyarzábal y el contador y empleado del INAES Simón Saccone, sobre todo e – mails en donde Saccone le sugeriría a “Leandro” cómo hacer gestiones para hacer restitución de dinero, haciendo notar que por las operaciones de podrían emitir cheques, endosarlos y cobrarlos, a modo de regreso.

Pro Frut abonó $ 490.000 a Vialpa Bus S.R.L por la reserva de un viaje a Buenos Aires en el marco de su supuesto congreso a celebrarse en noviembre de 2011. Pero el viaje nunca se hizo.

Los investigadores –la mayoría de ellos contadores – ensayaron una hipótesis, plasmada en un informe que fue elevado al juzgado. “…en esta instancia se permite razonar de la siguiente manera: dada la vinculación del C.P.N Simón Saccone con el I.N.A.E.S, sería Saccone quien conseguiría la rápida adjudicación de subsidios y la suscripción de convenios de millonarias sumas, al tiempo que de conseguir empresas y monotributistas que puedan extender facturación fiscal por servicios, para la justificación ante una rendición de cuentas eventual”.

Pro Frut tenía un movimiento histórico de la cuenta corriente que no excedía los $ 10.000 y era producto de los depósitos que por cobro ágil se realizaban y cuyos fondos no le pertenecían en la realidad. Con 34 socios registrados, que aportaban $ 2 cada uno por mes, la mutual saltó de tener dinero, apenas para subsistir, a recibir casi 4 millones de pesos. A pesar de semejante contraste, los socios no se vieron beneficiados y, muchos menos, los frutilleros de la zona.

En la causa hay indicios para suponer con fuerza que los subsidios de la nación de usaban para gastos partidarios de la agrupación Kolina (que lidera la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner) que exigía facturas a amigos, conocidos u otras entidades cooperativas. En el Inaes se creó el movimiento que pisa fuerte en provincia de Buenos Aires. El encargado de avanzar territorialmente en Santa Fe es el dirigente Orlando “Cuto” Barquín,  de gran ascendencia en la Nación. Saccone es el organizador de las cuestiones contables. En la provincia la cara visible de la agrupación es Gisela Wild y la ex ministra de Salud de Jorge Obeid, Silvia Simoncini. Tienen estructura en casi toda la provincia y algunos lugares articulan con otras organizaciones kirchneristas como el Movimiento Evita o Unidos y Organizados.

El 31 de octubre de 2011 se oficializó  la Mesa Provincial de KOLINA en Santa Fe, a cargo de la Secretaria General provincial, Gisela Wild. En la ocasión – se puede leer en la página de la agrupación en la web- estuvo presente “el Secretario General Nacional de KOLINA Lic. Andrés La Blunda Fontana y los integrantes de la Mesa de Conducción Provincial compuesta por el Intendente José Luis Freyre, el Concejal de Rosario Héctor “Tigre” Cavallero, la Diputada Nacional Dra. Silvia Simoncini, la Diputada Nacional mandato cumplido Ana Berraute, los Diputados Provinciales Patricia Gascue, Darío Mascioli y Oscar Urruty, entre otros”.

 

 

Fuente

También te podría gustar...