Liga Galvense: Análisis

Galvense: Ausencias y regresos

 

El próximo domingo 16 de diciembre se jugará el tercer partido final de Liga Galvense en cancha del Club Deportivo Jorge Newbery de Gálvez. Después del segundo encuentro, tanto Santa Paula como Casas perdieron jugadores para la próxima final por acumulación de tarjetas.

En Santa Paula no podrá jugar Franco Albil. “Paco” llegó a las 10 y se perderá dos partidos: la tercera final y un encuentro más para 2013.

En Casas llegó a las 5 tarjetas Lisandro Berrutti. El defensor del Indio tampoco podrá jugar en el Sporting el choque decisivo.

 

DE REGRESO

 

En Casas están habilitados para disputar el tercer cotejo final dos jugadores fundamentales y campeones con Casas: Diego Armando Romero y Leandro Mauro. El goleador cumplió la jornada de descanso por las 5 amarillas y el volante central con las dos fechas de suspensión tras ser expulsado ante Barrio Oeste en el partido de vuelta de semifinales.

En Santa Paula también regreso un jugador importante en el ataque: Santiago Bustos. El delantero vio la roja ante Belgrano de Colonia Belgrano y se perdió los dos choques, el de ida y vuelta, que tuvo a su equipo como protagonista.

 

Galvense: Fueron goles

 

El primero casi ni se discutió ni se reclamó. El segundo hubo reclamo y airado. Los dos goles de Santa Paula de Gálvez en la segunda final de la Liga Galvense ante Atlético Casas tuvieron un vilo de dudas sin embargo Toledo, el asistente Nº1 de Rubén García, despejó esas dudas y los convalidó.

¿Fueron goles? ¿Traspasaron la línea?¿Que ocurrió?

El 1º tanto de Santa Paula llegó a los 7 minutos del primer tiempo. Nicolás Isea cedió un corner para el local, Nicolás Gálvez lo ejecutó y con su ejecución llegó el 1 a 0. La pelota tomó efecto, el viento colaboró, Daniel Pezzini, arquero de Casas, quiso tomar el balón y se le escapó. La pelota pegó en el suelo, del lado de adentro del arco, picó y Pezzini la sacó. Toledo convalidó el gol inclusive antes de que Lodigiani, defensor de Santa Paula, asegurara el tanto de cabeza. Casi nadie fue a reclamar, porque en definitiva el mismo Lodigiani empujó al fondo de la red una pelota que ya había entrado.

¿Y el segundo? Marcelo Formaglio luchó una pelota que parecía perdida, echó el centro y Walter Correa de cabeza en el borde del área chica puso en apuros a Daniel Pezzini y a Mario Rodríguez. Al arquero se le escapó entre las manos cuando quedó a contrapierna tras intentar salir a cortar el centro y Rodríguez, con un pie adentro del arco, despejó la pelota. Fue precisamente ese paso hacia atrás del primer marcador central que fue motivo de discusión. Para Toledo no, porque salió corriendo hacia el centro del campo de juego. Casi todos los jugadores, principalmente los dos protagonistas de la escena, reclamaron al 1º asistente. Sin embargo la pelota pasó la línea de cal y el gol fue correctamente convalidado.

 

 

Jorge Piccolo / elalarguetv.com.ar

También te podría gustar...