Finalmente, la pequeña María Julia volvió a los brazos de la familia Serra

La Cámara de Apelación en lo Civil de Santa Fe dispuso que la niña de dos años y medio sea restituida al matrimonio Serra bajo la figura de “pre adopción”. Anteriormente la Justicia le había otorgado al Ministerio de Desarrollo Social el cuidado y protección de la niña. Ahora, deberá definirse la adopción definitiva de María Julia.

realizan-una-movilizacion-para-pedir-una-adopcion_20121226_b_2216_1

La Cámara de Apelaciones en lo Civil de Santa Fe ordenó ayer lunes la restitución de María Julia, la pequeña de dos años y medio de edad, a la familia Serra, que tuvo la guarda de hecho de la niña sin respaldo legal y contradiciendo a la jueza de primera instancia, que había otorgado la adopción a una familia de San Carlos.

Los Serra recibieron a la nena en los Tribunales de Familia, bajo la figura de “pre adopción”, con lo cual la Justicia le quitó la guarda al Ministerio de Desarrollo Social.

En un marco de incertidumbre y nerviosismo, un nutrido grupo de familiares y allegados de los Serra fue testigo del desenlace más esperado por el matrimonio, quien minutos después de las 18, salió con la pequeña María Julia en brazos de los Tribunales Colegiados de Familia, ubicados en calle Tucumán entre 9 de Julio y 1º de Mayo, el mismo lugar donde el 27 de diciembre pasado, Ezequiel Serra y Luciana Bietti habían entregado a la niña por orden de la jueza Liliana Michelassi.

 

“Pre adopción”

Según contó a Diario UNO una fuente ligada al caso, “la Cámara resolvió el pedido de guarda pre adoptiva que se venía tramitando desde diciembre del año 2010 y que la Jueza rechazó”. Vale recordar que hasta ayer –y tras la anterior orden judicial–, la pequeña María Julia se encontraba bajo “el cuidado y la protección” del Ministerio de Desarrollo Social. “La decisión surgió de una medida cautelar presentada por el defensor oficial, Carlos Morales, ante la Procuración General de la Corte, a cargo de Jorge Barraguirre”, continuó agregando la fuente contactada este lunes por la noche por el matutino de la ciudad.

 

“Judicialmente hay un plazo de tiempos a seguir de ahora en adelante, pero con una guarda pre adoptiva ya se puede pensar en el desarrollo de la adopción definitiva, siempre dentro de los seis meses que marca la ley”, explicó.

 

El caso que conmovió a Santa Fe

El caso trascendió cuando la jueza Liliana Michelassi, del Tribunal Colegiado de Familia II, seleccionó para adoptar a la nena a una familia de San Carlos, inscripta en el Registro Único de Aspirantes a Guardas con fines de Adopción (Ruaga), y que esperaba su turno desde 2005. La nena se encontraba bajo el cuidado de una familia transitoria (los Traverso), mientras transcurría el proceso de adopción. A su vez, los Serra comenzaron a frecuentar y a cuidar de la pequeña y, en paralelo, iniciaron las acciones para conservar la tutela.

Tras ser notificada del caso, la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe, la puso bajo el cuidado del matrimonio integrado por Oscar Traverso y Mónica Varino, de la Asociación Civil Hogares de Tránsito, que según el fallo de Michelassi, detentaba “legítimamente el cuidado de la niña” y adjudicaba a los Serra el papel de “colaboradores” en esa tarea.

Ni bien trascendió el caso, los Serra admitieron frente a los medios de prensa de la ciudad que el mecanismo elegido por ellos para adoptar a María Julia fue “sumamente incorrecto”, pero denunció al mismo tiempo que la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia “siempre tuvo conocimiento de la situación”.

Ante la irregularidad de la situación que llegó a la opinión pública, la jueza Michelassi inmediatamente emitió un comunicado en el que consideró “inadmisible todo acuerdo privado que interprete que el niño revista carácter de objeto, y no sujeto de derechos”.

“El Estado tiene la obligación ineludible de proteger a los niños y de evitar que no sean apropiados ilegítimamente”, añadió la magistrada en el comunicado, cuyo fallo finalmente fue corregido por la Cámara de Apelación en lo Civil de Santa Fe.

Fuente

También te podría gustar...