Raúl Peralta en el escenario del Club Miseria

A través de un comunicado de la Comisión Directiva del Club Miseria, emotivamente se explica el porqué del reconocimiento del pasado sábado al fallecido artista corondino Raúl Peralta.

raul-peralta-club-miseria (3)

Por qué “Raúl Peralta”?
Este no es un simple homenaje a un grande de la música popular Argentina, esto que está sucediendo hoy, es un reconocimiento que nos hacemos a nosotros mismos como sociedad. Porque ponerle el nombre “Raúl Peralta” a este escenario, es adentrarnos en nuestra identidad cultural para recuperar los valores que definen a una sociedad.
Elegimos a Raúl no solo porque fue uno de los mejores acordeonistas del País, sino además, porque fue un hombre con una conducta ética y solidaria toda su vida; y ese es el valor más importante al cual debemos filiarnos.
Hablar de Raúl es reencontrarnos con las cosas simples, con la sombra de un sauce, con su acordeón rojiza, con un asado, un vinito. Y las personas que pueden contemplar las pequeñas cosas, llevan su corazón como una casa de puertas abiertas. Esto que decimos, no es solo una metáfora, sino una práctica cotidiana en su vida, por eso cuando alguien caía sin hogar, Raúl lo invitaba a quedarse, cuando pasaba alguien al medio día, ponía otra silla sin preguntar, así era él. Esa simpleza lo hacía un grande, porque a pesar de todos los artistas con los que tocó en los más importantes escenarios, él prefirió siempre el patio de su casa y la compañía de su hijo “Zorrito” en la guitarra.
Así lo vimos terminar su carrera policial, yendo a su trabajo en una bicicleta y con gran alegría, lo que da cuenta de su honestidad. Por eso elegir su nombre es enaltecernos, y re – pensarnos en los valores. Como dice el Principito: “lo esencial es invisible a los ojos”, por eso la entrada valió una palabra o una frase significativa, porque seguimos su camino y decimos que no se le puede poner precio a todo. La familia, la amistad, la alegría, la solidaridad son cosas elementales para el desarrollo verdadero del ser humano.
Por todo esto, celebramos este hecho cultural de poder mirarnos a nosotros mismos y estar orgullosos, porque desde este momento asumiremos la responsabilidad, así como lo deberán hacer las comisiones venideras, para que este escenario sea un gran corazón a puertas abiertas, popular, solidario, humilde, sencillo y lleno de alegría. Ese es el mejor homenaje al “Cabezón” Raúl Peralta!

Fotografía: G. Bondino

También te podría gustar...