Travesuras, las de antes y las de hoy

Las travesuras son patrimonio de la niñez. Todos hicimos travesuras. Algunas más atrevidas que otras, algunas que nos costaron un reto y otras que pagamos con una penitencia de muchos días. Pasaba el tiempo y volvíamos a hacer travesuras.

Los cambios en los hábitos de la vida moderna, esa nueva costumbre de estar más encerrados que en la calle porque el barrio ya no es lo que era como hace 30 años atrás y, sobre todo, con la tecnologización de la infancia las travesuras ha cambiado y son otras las tretas de los niños.

Las de antes

-Ring-raje
Tan simple como tocar el timbre y salir corriendo. Casi se lo hacíamos a un vecino cascarrabias que sabíamos que se iba a enojar. Había una variante que era más nociva aun y se trataba de poner un escarbadiente y trabar el timbre para que sonara un rato largo. Y corríamos por el barrio y nos reíamos en la esquina de la travesura.

imagenn

-Tirar piedras a las ventanas
La idea no era romper el vidrio, sino asustar un poco a alguna vecina. A veces salía mal y rompíamos el vidrio y ahí agarrate catalina porque se armaba. Otras veces –sin querer- los rompíamos jugando a la pelota. Y bueno… había que pagarlo.

 

-Globo y rulero
¿Nunca agarraste un rulero de tu vieja o abuela y le pusiste un globo en uno de los lados y armaste una gomera? Esa era una linda travesura. En algunas partes se lo conocía como «soplamoco». Una vez armado juntábamos bolitas de paraíso o piedritas -en el peor de los casos- y jugábamos a la guerra. Siempre alguno se iba llorando.

imagen

-Robar mandarinas
Era una travesura típica de la hora de la siesta. Cuando el vecino dormía uno le hacía pie a otro que entraba por el tapial y se robaba varias mandarinas para comer en la esquina. Es como que eran más ricas por ser robadas.

-Desinflar las gomas de los autos
Nos agachábamos en silencio y poníamos el dedito hasta ver que la goma estaba totalmente desinflada. Después nos quedábamos por ahí cerca para ver la cara del dueño cuando se iba con la goma en llanta.

Las de ahora

-Sacarle la batería a los celulares
Los niños de hoy saben de tecnología desde el día que nacen. Aprenden a manejar la compu y el celu mejor que sus padres sin que nadie se los enseñe. Una travesura moderna es sacarle la batería al celular y ver como papá o mamá trata de prenderlo sin suerte y se queja mientras el niño se ríe escondido en un rincón.

 

-Tirar los juguetes por el balcón
Los niños que viven en departamentos tienen esta travesura que a veces puede ser peligrosa por el peso que toma el juguete al caer. Muchos tienen una red que los protege pero se las ingenian para mandar un autito para abajo y ver como estalla en mil partes al caer.

 

-Poner una moneda en el dvd o en el televisor
Es una travesura que puede costar caro porque se rompe el equipo, pero muchas veces pasa. Y es una de las modernas más usadas.

 

-Celulares acuáticos
Esta es una mezcla de travesura con experimento. ¿Qué pasa si meto el celular al agua en un descuido de papá? Y lo meten y el aparato se ahoga.

images

Tener Facebook a escondidas

Está entre desobedecer y hacer una macana. Muchos padres les prohíben a sus hijos -por distintos motivos- tener una cuenta de Facebook. ¿Pero cómo si todos mis amigos tienen? Entonces se hacen una cuenta a escondidas y la manejan cuando van a la casa de un amigo.

image)

 

iNFONEWS

También te podría gustar...