Reclame ya: cómo lograr que las quejas a empresas sean efectivas

Todos hemos pasado por momentos donde necesitamos que nos solucionaran un problema por un servicio por el que estamos pagando y no funciona. Las horas pasan y seguimos sin luz, gas, teléfono o esperando una grúa que nunca llega.

RECLAMO

-No quedarse callado/a
Al hacer un llamado de queja la mayoría de las personas no habla y escucha las explicaciones del empleado. Hablar en un tono respetuoso y no callarse es una manera de hacer valer nuestros derechos.

-El poder del usuario
Muchas empresas tienen dos formas de servicio: una para la mayoría de clientes, los que se retiran cuando los ignoran, y otro para los “que se hacen escuchar”, esos consumidores que conocen sus derechos y el poder que pueden ejercer con su billetera.

-Leer bien la “letra chica”
En el caso de una compra o contratación de un servicio el primer paso para resolver un problema empieza antes de adquirir el producto o hacer la contratación. Revisá siempre los términos, fijate más allá del precio, garantía u otros puntos básicos, especialmente las llamadas “letras chicas” de los contratos. Tomá especial cuidado en leer las políticas de reembolso de las compañías, las preguntas frecuentes y los términos y condiciones.

-No dejarse intimidar
Hay que tener en cuenta que las empresas saben que la mayoría de las quejas no irán muy lejos. Piensan que probablemente no tienen el tiempo ni la paciencia, o que no saben cómo lograrlo. Sin embargo no hay que dejarse intimidar por ellos ya que las empresas cuentan con que a uno le da vergüenza quejarse o que nos vean como unos pesados.

-No entrar en desesperación
Las compañías tienden a utilizar retrasos o técnicas de no prestarnos atención o hacer caso omiso a mails y hacer que sea difícil conseguir hablar con una persona de carne y hueso. Entrar en desesperación nunca es una buena salida.

-No dejarse deslumbrar con el discurso del “compromiso”
Si conseguís hablar con un representante de la compañía, esa persona podría hacerte una oferta de “compromiso” en vez de darte plena satisfacción. Todo está diseñado para contener los costos, aumentar las ganancias, controlar la publicidad negativa y desalentar las demandas o quejas a los organismos de defensa del consumidor.

-No aceptes lo que ellos te quieran imponer sino lo que vos necesitás
Las empresas suelen ofrecer otra cosa para satisfacernos a cambio de lo que requerimos. A veces prometen un descuento en otro producto, en lugar de arreglar o reemplazar el artículo con el que no estamos satisfechos. No hay que aceptar una oferta mediocre porque esa es una solución fácil para ellos.

-Persistencia: no bajar los brazos
No hay que desanimarse si con la primera persona que te contactás no simpatizás o no quiere ayudarte. En caso de encontrarte en esta situación es mejor pedir hablar con un supervisor o escribirle al director general buscándolo en la página de la empresa.

Las redes sociales: un arma del usuario

El consumidor tiene en las redes sociales como Twitter o Facebook un arma que vendría a ser una especie de megáfono con el que no necesita pararse, físicamente, frente a las instalaciones de una empresa para quejarse por un mal producto, servicio o calidad de atención.

 

Desde la masificación en el uso de estas tecnologías se está dando el fenómeno de que los consumidores ponen sus quejas por redes sociales, lo que representa un reto para las compañías porque ya no es un trato que queda entre el vendedor y consumidor, sino que la imagen de la empresa queda expuesta a todo el público.

Ya se ha vuelto una costumbre cuando no funciona una red de telefonía celular o no hay luz en algunos barrios que miles de usuarios usan Twitter para denunciar la falla en el servicio y hasta los que no resultan afectados apoyan retwitteando el mensaje.

Algunos crean “hashtags” (palabras claves) para facilitar su difusión; en Facebook, se hacen grupos donde cada uno cuenta su experiencia y hasta se arman “boicots” contra las empresas que no cumplen con sus servicios. Persevera y triunfarás.

 

iNFONEWS

También te podría gustar...