Día Mundial contra el Ruido 2013

ruido 1

Hoy se celebra este aniversario, para concienciar a la sociedad de los graves perjuicios que causamos los seres humanos con nuestros molestos e irritantes sonidos. En el mundo animal, creo que no existe un sonido que pueda ser tan fastidioso como el que pueden producir las personas y sus inventos. De hecho, si alguien quiere escapar del mundanal ruido, se desplaza a algún espacio natural en donde es fácil oír sonidos leves, acompasados, incluso rítmicos o melodiosos.

ruido

La industrialización y el progreso nos han traído un mal compañero de viaje. Cada vez podemos percibir más decibelios en las urbes. Nuestra sensación auditiva se ha ido acostumbrando como medio para sobrevivir y para poder discernir entre los diferentes sonidos; pero la faceta contraria está, en que nos estamos quedando sordos. El otro día transitando por una calle cerca de casa, íbamos una amiga y yo intentando charlar mientas andábamos; pues tuvimos que dejar de mantener la conversación, porque el exasperante ruido de los motores de los coches no nos dejaban entendernos. Así que, transpusimos nuestro dialogo para otro momento, en el que poder simplemente ¡hablar!.

Estos riesgos y consecuencias para la salud de la contaminación acústica, están pasando factura; según los expertos, a las personas ancianas y a los niños, los más vulnerables. Se sabe que los sonidos fuertes afectan, no solamente a nuestro sistema auditivo, sino al resto de nuestro cuerpo:

Al sistema cardiovascular, con alteraciones del ritmo cardíaco, riesgo coronario, hipertensión arterial y excitabilidad vascular por efectos de carácter neurovegetativo.

A las glándulas endocrinas, con alteraciones hipofisiarias y aumento de la secreción de adrenalina.

Al aparato digestivo, con incremento de enfermedad gastroduodenal por dificultar el descanso.

A otras afecciones, por incremento inductor de estrés, aumento de alteraciones mentales, tendencia a actitudes agresivas, dificultades de observación, concentración, rendimiento y facilitando los accidentes.

A su vez, la ONU, a través de su Programa para el Medioambiente (UNEP), instiga a los gobiernos y a las industrias a que adopten motores más silenciosos y sonares menos dañinos en los barcos y medidas más restrictivas sobre el uso de pruebas sísmicas para la exploración del petróleo y el gas.

Intentemos por lo tanto, hacer la vida más agradable a los demás. Evitemos en lo posible, emitir más ruido del que ya existe, ya que repercute en la salud de todos los seres vivientes que convivimos en este planeta.

También te podría gustar...