Semana de prevención de Hepatitis: Información y opinión

 hepatitis-c-higado

Opinión

En la semana nacional de prevención de hepatitis, se comunicó con nosotros el Dr. Said Llahyah para alertar sobre una situación que se da en nuestra ciudad y que tiene que ver con los efectores oficiales de salud.

Su inquietud principal, es que «en el hospital local no se está realizando ninguna campaña en el marco de esta semana de prevención de hepatitis», cuestión que nos comentó había confirmado al comunicarse vía telefónica con la institución.

El Dr. Llahyah, reconoce su limitación ya que se desenvuelve en la actividad privada y si bien, la campaña es a nivel nacional, los efectores públicos de salud provinciales también deberían comprometerse con estas prevenciones que son sumamente necesarias para evitar males mayores, en las familias o en la sociedad.

hepatitis

Hepatitis

Es la hinchazón e inflamación del hígado. El término con frecuencia se utiliza para referirse a una infección viral del hígado.

Causas

La hepatitis puede ser causada por:

 

Células inmunitarias en el cuerpo que atacan el hígado y causan hepatitis autoinmunitaria.

Infecciones por virus (como las hepatitis A, B o C), bacterias o parásitos.

Daño hepático por alcohol, hongos venenosos u otros tóxicos.

Medicamentos, como una sobredosis de paracetamol, que puede ser mortal.

La enfermedad hepática también puede ser causada por trastornos hereditarios, como la fibrosis quística o la hemocromatosis, una afección que consiste en tener demasiado hierro en el cuerpo (el exceso de hierro se deposita en el hígado).

 

Otras causas abarcan la enfermedad de Wilson (exceso de depósitos de cobre en el cuerpo).

 

Síntomas

La hepatitis puede comenzar y mejorar rápidamente (hepatitis aguda) o puede causar una enfermedad prolongada (hepatitis crónica). Puede llevar a un daño hepático, insuficiencia hepática o incluso cáncer de hígado.

 

La gravedad de la hepatitis depende de muchos factores, que incluyen la causa del daño hepático y cualquier enfermedad que usted tenga. La hepatitis A, por ejemplo, generalmente es de corta duración y no conduce a problemas hepáticos crónicos.

 

Los síntomas de la hepatitis abarcan:

 

Dolor o distensión abdominal

Desarrollo de mamas en los hombres

Orina turbia y deposiciones de color arcilla o pálidas

Fatiga

Fiebre, por lo general baja

Prurito generalizado

Ictericia (coloración amarillenta de piel y ojos)

Inapetencia

Náuseas y vómitos

Pérdida de peso

Es posible que usted no presente síntomas cuando resulte infectado con hepatitis B por primera vez. Puede desarrollar insuficiencia hepática posteriormente. Si tiene algún factor de riesgo para cualquier tipo de hepatitis, le deben hacer exámenes periódicamente.

 

Para más información, clickeá aquí

También te podría gustar...