Panorama provincial por las últimas lluvias

Con un alerta meteorológico renovado para el centro y sur provincial, las copiosas lluvias de anteanoche y la madrugada siguiente en se escurrían ayer por las cuencas, afectando aún más a las castigadas localidades de los departamentos Castellanos, Las Colonias, 9 de Julio, Vera y General López, declaradas recientemente en emergencia agropecuaria por el excedente de agua en su suelo. Se registraron decenas de evacuados en distintos sectores de la provincia y cortes de rutas.

Entre Ríos y Córdoba también tuvieron anegamientos y refugiados, mientras que Santiago del Estero y Catamarca presentaban un panorama más crítico, con centenares de damnificados por el temporal.

El subdirector de Defensa Civil de la provincia de Santa Fe, Marcos Escajadillo, confirmó al cierre de esta edición que la localidad más castigada de toda la provincia por las abundantes precipitaciones fue la comuna de Ramayón, en el departamento San Justo al centro-este de la provincia, donde cayeron más de 200 milímetros en muy poco tiempo, anegando toda esta pequeña comunidad de unos 550 habitantes.

Otras poblaciones inundadas que debieron evacuar a decenas de vecinos son Venado Tuerto, La Chispa, Coronda, Cañada Rosquín, San Guillermo, San Cristóbal y Suardi, entre otras. En la primera, los desbordes pluviales alcanzaron principalmente a los barrios San vicente, Alejandro Gutiérrez, Iturbide y Ciudad Nueva, por lo que el municipio venadense debió asistir a unas 45 personas y trasladarlas a los centros de refugiados que funcionan en la sede del CIC y la sala Braier de la terminal de ómnibus. En tanto, otras 16 fueron mudadas por los bomberos voluntarios a casas de familiares.

«Debido a la acumulación de agua en este momento y el pronóstico de continuidad de lluvias, se sugiere no circular a pie y evitar pasar por calles anegadas, debido a los riesgos presentes», advirtió ayer a través de un comunicado a la comunidad la Junta de Protección Civil de la Municipalidad de Venado Tuerto.

En Coronda, desde la madrugada de ayer se constituyó en el cuartel de bomberos voluntarios la Junta de Defensa Civil con varias cuadrillas de hombres y vehículos que fueron llegando a todos los lugares donde se necesitaba ayuda. La lluvia siguió complicando la situación y a media mañana comenzó la evacuación de familias desde los lugares más críticos hacia el Club Miseria y la Escuela Simón de Iriondo. Alrededor del mediodía eran aproximadamente 30 las personas alojadas en los centros de evacuados.

En San Cristóbal, en el centro provincial, se registraron 200 milímetros de precipitaciones. Allí se conformó un comité de crisis que trabajó desde las primeras horas de ayer recorriendo los barrios más afectados y prestando asistencia a los inundados, mientras que se dispuso cortar la ruta 13 (entre esta ciudad y poco después de la localidad de Ataliva), a raíz de los desbordes hídricos. Copiosas fueron las lluvias tambien en Suardi y San Guillermo, al oeste santafesino, cuyas comunas asistieron a varias familias damnificadas.

Entre Ríos y Córdoba. En Entre Ríos, las intensas lluvias que se desataron desde la noche del sábado provocaron anegamientos y desbordes de arroyos con cortes de ruta. En Paraná hubo al menos cinco barrios afectados, aunque sin evacuados. En la zona de campaña de la capital provincial había hasta ayer al menos 25 personas evacuadas de la Aldea María Luisa y Sauce Montrul, ésta última, la más castigada y donde hubo familias que se encontraban en los techos esperando a ser rescatadas por el desborde de arroyos.

En Las Varillas, al este de Córdoba, unas 80 personas debieron ser evacuadas ayer debido a los 240 milímetros de agua que cayeron en pocas horas, fenómeno similiar al ocurrido en la localidad de Obispo Trejo, más hacia el norte de esta vecina provincia.

Quinientos evacuados. Un combo de lluvia, vientos huracanados y el desborde de 15 arroyos generó inundaciones, desbordes de ríos y aludes en Catamarca y Santiago del Estero. Unos 400 refugiados son de la localidad catamarqueña de Bañado de Ovanta, —130 kilómetros al este de la capital catamarqueña— donde en casi dos horas cayeron 200 milímetros de lluvia, dejando a la población casi sumergida.

En Santiago del Estero unas 100 personas fueron evacuadas en Villa La Punta, Lavalle y poblados intermedios ubicados sobre la ruta nacional 157, tras un alud de barro y piedra que azotó los departamentos de Choya —lindante con Catamarca—, donde llovieron 223 milímetros en pocas horas.

El servicio de energía eléctrica estaba cortado en toda la zona, pero las rutas nacionales 157 y 64 permanecían ayer transitables. Parte de los evacuados fueron trasladados a las escuelas de Lavalle, donde funciona el centro operativo de las tareas de asistencia.

.

.

.

.

Fuente

También te podría gustar...