¿Quienes paran?

camiones

Paran

El paro del jueves 10 de abril, convocado por el sindicalismo opositor, afectará los servicios de trenes y colectivos, de vuelos internacionales y de cabotaje, al transporte de caudales, combustibles, alimentos y de animales, a la recolección de residuos y a las embarcaciones marítimas y fluviales, entre otros servicios.

Se trata de sindicatos afiliados a la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que está alineada con la CGT de Hugo Moyano, y que incluye a 36 organizaciones.

La medida de fuerza se hará efectiva en el sector ferroviario por la adhesión de la Asociación de Señaleros Ferroviarios (ASFA) y la Fraternidad, el gremio de los conductores de trenes.

 

No paran

«Frente al paro anunciado por un conjunto de gremios se informa que las actividades industrial, comercial, bancaria, docente y de servicios públicos (con la excepción del transporte) no adhieren a esta medida de fuerza, por lo que la actividad debe ser normal», destaca el texto de la cartera que conduce Carlos Tomada.

La lista elaborada por Trabajo incluye a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM); el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA); la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA); el Sindicato de Peones de Taxis; Luz y Fuerza; el Sindicato de Empleados de Comercio; la Unión Ferroviaria; la Asociación Bancaria; y el gremio que agrupa a los trabajadores del subte (exceptuando a la línea B que adhiere a la huelga).

También forman parte de la nómina de las entidades sindicales que no respaldan la medida aquellas que nuclean a los docentes, como CTERA, UDA, AMET, SADOP y CEA; la Federación Argentina del Petróleo, Gas y Biocombustible; los aeronáuticos enrolados en APA, APLA y UALA; y gremios de la alimentación, entre muchos otros.

En cuanto a las actividades que prestarán servicios mínimos el día de mañana, la cartera nacional laboral consignó en su solicitada a los señaleros de trenes nucleados en la ASFA, los ferroviarios de La Fraternidad y los controladores aéreos de la ANAC.

«A los sindicatos mencionados y las empresas se les comunicó que debían garantizar las guardias mínimas acordadas en los respectivos convenios de trabajo, librando la cédula correspondiente para garantizar su recepción», añade el texto.

Y concluye que «con relación a los hospitales públicos, el Ministerio de Salud de la Nación informó que garantiza los servicios mínimos en los hospitales de su dependencia».

.

.

.

.

.

Fuente: Télam/Perfil

También te podría gustar...