CON LA MIRADA DE “PANCHO”

En estas fechas tan particulares para todos los argentinos, escuchamos de boca de las autoridades de todos los niveles, recordar los grandes valores morales que tuvieron nuestros próceres y figuras argentinas que forjaron los destinos de nuestra patria, pero me parece que aquello que remarcan como valor humano de aquellas personas en cada acto, queda sólo en un mensaje de compromiso para los asistentes, ya que ni bien finalizado los mismos, vuelven a mostrar que a esos valores no los ponen bien en práctica.

La honestidad, el respeto de la opinión del otro, el cuidado rotundo de los bienes públicos, una planificación con vistas a mejorar la calidad de vida de los habitantes de un lugar y muchas cosas más, quedan por estos años siempre en duda, y lamentablemente los ciudadanos comunes, cada vez tenemos menos ejemplos desde los que nos gobiernan, entonces, es muy fácil deducir que si los que están arriba, y tienen todo a su alcance en cuanto al poder y a lo económico, confunden el servicio a los demás con la conveniencia particular, ¿qué le podemos pedir a los de más abajo si no más que el ejercitar a diario el “sálvese quien pueda”?.

Uno, a pesar de todo, sigue teniendo las esperanzas de que con el paso del tiempo, esto vaya cambiando y como también hay un dicho popular que dice “las cosas siempre se repiten en la historia de los pueblos”, ojalá, alguna vez podamos asistir nosotros en nuestros días, a ver conductas de nuestras autoridades que rememoren las que tenían los grandes hacedores de nuestra patria.

También te podría gustar...