Marionchi, vecina de la ciudad, emitió su queja a través de nuestra radio, por el elevado costo de su factura de gas, ante el desentendimiento de las autoridades y la población en general frente a la suba de los servicios básicos.

“A los gobernantes lo único que les importa es cobrar el sueldo, porqu e cobran y se van. No se preocupan por lo que tienen que pagar, porque tienen un buen sueldo, pero yo tengo que trabajar todos los días del año para poder pagar esta factura, junto a los demás servicios”.

La nueva factura de gas que llegó al domicilio de Marionchi, indica un importe de $3200, que resulta demasiado elevado para un trabajador promedio.

“Yo quiero saber, el que paga una cuota ahora, ¿Cómo va a hacer para pagar la factura de la luz que llega el mes que viene?” Se preguntó la vecina, ante la suba del precio de todos los servicios.

Además, cuestionó los servicios sociales que también deberían ser para los trabajadores de clase media o media baja: “Estoy cansada con lo de la garrafa social, si yo pago por eso también, ¿porque no la puedo tener?” manifestó.

“La gente tiene lo que se merece, porque cuando tuvimos el problema del agua, no fue nadie a la manifestación. Y a la persona que no le toca pagar mucho por el gas, le toca pagar por el agua, pero parece ser que para nadie es un problema”.

Marionchi informó que su vecina, recibió una factura de gas por $5900, con el uso de 2 calefactores.

El precio del servicio de agua es desmedido, y en época invernal: se anunció un aumento en el servicio de gas.

Ante esta problemática, solo queda preguntarse: ¿Hasta cuándo podrá pagar el ciudadano? ¿Es posible seguir así? ¿Seguirán subiendo los precios de servicios básicos? ¿El ciudadano tomará cartas en el asunto?