CANDELA VITELLI DEBIÓ ABANDONAR EL TRATAMIENTO CON CANNABIS MEDICINAL

Para poder disponer del tratamiento con el aceite de cannabis, la joven corondina que sufre epilepsia refractaria debía ingresar a un protocolo científico y para eso, debía viajar constantemente a Buenos Aires, con recursos imposibles de afrontar por Verónica, su madre. Ahora deberá tratarse con cannabis en Santa Fe, pero recién a partir del próximo año.

«Como todos saben, es difícil viajar a Buenos Aires. Los médicos pedían que nos fuéramos unos días allá, y eso es complicado. Eran exigentes las visitas, estábamos acostumbrados a viajar 1 vez por mes y ahora era una vez por semana, por cannabis. Más otros turnos de ginecología y psiquiatría, se me hacía imposible» explicó Verónica Magnone, madre de la joven.

Los viajes a Capital requieren un hospedaje y gastos que son imposibles de afrontar por la madre de Candela
«Ellos, al ponerla dentro de un protocolo científico, Candela debía estar para cualquier requerimiento. Pero aparte tiene un tratamiento seguido por los mejores médicos del país. La realidad es que Candela se podría hacer atender, pero si fuéramos a Buenos Aires y habría que hacerle una ecografía, deberíamos quedarnos una semana. Eso implica un desgaste. Nosotros no tenemos donde quedarnos, y deberíamos pasar días en un hotel, hasta que nos confirmen un turno. Además, el Hotel debería quedar cerca de la clínica. Sería difícil moverme con ella en sillas de ruedas por Buenos Aires».

Los continuos viajes a Buenos Aires no solo requieren gastos económicos, sino también físicos, y serían de extremo desgaste para la joven corondina:
«También es exigente para Cande. Tiene una enfermedad donde tiene días buenos y días pésimos. Los médicos me dijeron que necesitaban cumplir con el protocolo, de lo contrario debería seguir un plan en nuestra Provincia. El médico me dijo: Si Cande no entra en el protocolo, a la posibilidad se la damos a otros»

Verónica se encuentra en una difícil situación, pero con la fuerza que la caracteriza, seguirá adelante:
«Amo a Candela, pero tengo 2 hijos más y una madre mayor, y tuve que decir que la decisión era no poder seguir con el tratamiento. La alternativa es seguir con el tratamiento de cannabis en Santa Fe, pero eso sería recién a partir del año que viene. Voy a ir al Hospital de Niños para ver que podemos hacer cuanto antes, no vamos a dejar el tratamiento con cannabis».

La madre de Candela informó como responde la joven al nuevo estimulador vagal, que le colocaron hace poco tiempo
«Tiene alteraciones de sueño. Se levanta, está nerviosa, se pega, así que estamos viendo como tratamos esto con el Psiquiatra. Las crisis ya no son muchas, pero son pocas y fuertes».

También te podría gustar...