VIAJABA TRANQUILO CUANDO UN PROYECTIL ROMPIÓ SU VENTANILLA

En horas de la tarde, Sebastián Peraquia se trasladaba por ruta 11 en sentido norte a sur, cuando fue alcanzado por un proyectil que rompió la totalidad de su ventanilla. No hubo que lamentar un desenlace trágico.

“Venía circulando por ruta 11, de regreso a  la ciudad, después de la jornada laboral. Cerca del bragado, escuché una explosión, continué andando y me encuentro con que me habían roto los cristales de mi puerta” explicó Sebastián.

El joven considera que el proyectil puede haber sido un ladrillo:
“El proyectil no ingresó al auto, pero fue una conmoción, porque no me esperaba. No entendía que es lo que había sucedido. A los 500 metros detuve la marcha y me fije que se había producido un impacto en mi ventanilla”.

Finalmente, Sebastián manifestó que no hará la denuncia policial, solo buscará algún resarcimiento económico por el hecho:
“No voy a hacer la denuncia, simplemente voy a tratar de ver la posibilidad de hablar con la compañía de seguros, para ver si me pueden indemnizar por el daño causado”

En un hecho que se repite, personas escondidas en las inmediaciones de la ruta, en ocasiones, producen rotura de vidrios para asaltar a quienes se detengan:
“Hay que tener cuidado, nunca me había pasado algo así. Ojalá que se tomen las medidas necesarias para tratar de que no vuelva a ocurrir”.

También te podría gustar...