REESTRUCTURACIÓN DE LA CÚPULA DE LA CÁRCEL

En la mañana de este sábado el Ministerio de Seguridad de la provincia dispuso la reestructuración de las cúpulas de las cárceles de Coronda y Piñero. En nuestra ciudad, asumió como Director: Andrés Luraschi, y estuvo presente el Dr. Pablo Cocochioni, quién brindó detalles de la reestructuración de la plana mayor del servicio.

La remoción de las autoridades carcelarias se dio luego de una semana cargada de hechos graves en el penal corondino, como la fuga de nueve presos durante un traslado judicial y la muerte de un interno en una pelea que dejó otros ocho heridos.
La asunción del nuevo director de la cárcel de Coronda, Andrés Luraschi, se hizo durante un acto donde estuvieron presentes autoridades provinciales, del servicio penitenciario y la policía. Lo mismo ocurrió en el penal de Piñero, en el sur de la provincia. La explicación oficial fue que esto se debe a que los lugares de mando en ambos establecimientos carcelarios quedaron vacantes, producto de que quienes se desempañaban allí hasta hoy, pasaron a ser parte de la planta mayor.
Pablo Cococcioni, secretario de Coordinación de Gabinete y Articulación con el Poder Judicial del Ministerio de Seguridad, en conjunto con Juan Manuel Martínez Saliba, secretario del Servicio Penitenciario, coordinará la revisión de las estructuras del Servicio Penitenciario durante algunos meses.

En total eran 13 los condenados que retornaban a la cárcel de Coronda luego de ser trasladados a Rosario para visita a sus familiares. La versión surgida en los primeros minutos sobre lo ocurrido, hablaba de la presencia de dos autos que balearon al colectivo, vehículos que horas más tarde fueron hallados y habían sido previamente denunciados como robados.

Un día después, al mediodía del jueves, guardias del pabellón 3 de Coronda daban cuenta de una gresca entre internos que dejó como resultado inmediato un preso muerto y otros ocho internos heridos y en estado grave como consecuencia de recibir puñaladas cortopunzantes, los que debieron ser trasladados hasta el hospital Cullen para su atención.

Tras este episodio, desde la Municipalidad de nuestra ciudad, en conjunto con los vecinos, realizaron un petitorio pidiendo mejores condiciones y seguridad para los agentes penitenciarios. Para darlo a conocer se convocaron frente al municipio en donde se leyó el documento y se comenzó con la junta de firmas. Unas 200 personas lo hicieron y luego fue entregado en el establecimiento penitenciario.

También te podría gustar...