INTENTO DE ROBO FRUSTRADO

Un delincuente encapuchado ingresó por el patio de la vivienda y logró reducir a sus propietarios, que cuando lograron safarse de sus ataduras, aprovechando el descuido del ladrón, lo redujeron a golpes. Finalmente se escapó.

«Salí al patio, había un hombre, cuando lo ví se abalanzó contra mi, con un arma. Empezó a los gritos, entró y nos ató a los 2. Nos pedía dinero. Cuando él se descuido empecé a sacarme las ataduras. Empece a forcejear con él hasta que logramos reducirlo y empezamos a pegarle hasta que se fue»- explicó la vecina.

«No pensé en nada y empecé a los gritos hasta que pudimos salir afuera. Empezó a pegarle Rodrigo (su pareja) y le pegué yo. Me pegó un culatazo en la cabeza»- dijo la mujer.

Según el testimonio, el ladrón tenia 1,85m de altura, tenía un pasa-montaña en su cabeza, y según pidieron ver, tenía barba. Además, tenía tatuajes en los brazos.

«Después vino la Policía,que se portó muy bien e hicieron todo el procedimiento que corresponde»- explicó Rodrigo, uno de los maniatados, y agregó: «Es algo que uno nunca piensa vivir, y queda grabado en uno como una noche lamentable. Por suerte era él solo, y el arma que tenía no funcionaba».

Según relataron los dueños de la vivienda, el ladrón se fue caminando hasta el final de la calle Juan José Paso.

Todavía se espera por algún avance en la investigación policial.

También te podría gustar...