«NO HAY PRUEBAS PARA ATRIBUIR LA AUTORÍA MATERIAL DEL HOMICIDIO A ALGUIEN»

El Fiscal Raúl Marcelo Nessier informó el estado de la causa y explicó que se realizaron peritajes, entrevistas y estudios pero que, sin embargo, no arrojan los resultados irrefutables que permitan atribuirle a alguien la autoría del crimen.

En el día de ayer, se cumplieron 11 meses del femicidio de la joven corondina Magalí Ojeda, y tras declaraciones del padre de la víctima Ruben Ojeda, quién manifestó que «para mí hay plata para que no se sepa nada», dialogamos con el Fiscal a cargo de la investigación, el Dr. Raúl Marcelo Nessier, quién manifestó:
«No es que no haya información; No hay elementos de pruebas para atribuir la autoria material del homicidio de Magali Ojeda a una persona determinada. Se han realizado las pericias, se han secuestrado celulares, realizados 7 allanamientos, secuestrado computadoras, se han peritado, se han tomado entrevistas testimoniales de personas que aportó Ruben Ojeda y se han desdicho de cosas que le dijeron a él».

Nessier sostiene que se hicieron exhaustivas pruebas que, sin embargo, no permiten conocer al autor material del hecho:
«Se han realizado los puntos de pericia, se han intervenido teléfonos, se han realizado escuchas en directo. Se solicitaron informes de llamadas entrantes y salías. Hasta el día de hoy, nos ayudaron a esclarecer ciertos hechos pero que no alcanzan para sostener la autoría material de un hecho como el homicidio. Hay casos que se esclarecen, otros cuestan más, y otros lamentablemente no se esclarecen».

En este sentido, informó que son muchos los casos que en la región continúan investigándose:
«Algunos hechos como el de Pedro Olman están costando bastante, el de Magalí también. En Díaz, el crimen de Lelo. Vamos trabajando y vamos viendo los resultados de las distintas pericias».

El Fiscal lamentó que sean pocas personas las que se encuentran trabajando en un número tan grande de causas:
«Esta Fiscalía atiende las demandas de 18 comisarías. En un Departamento de 80 mil habitantes. Son 300 causas penales por mes las que van llegando. Hay audiencias que se celebran en Santa Fe en donde tiene que estar el Fiscal presente. Cuando una persona quiere hablar con el Fiscal, le pide la jefe de despacho, y cuando el Fiscal puede a esa persona se la cita y se le escucha y se le da la respuesta que haya que darle».
En este sentido, sin embargo, a pesar del intenso trabajo, ratificó que siempre está dispuesto a hablar con los familiares:
«Puede ser que hayan venido un día que no estaba. Pero si vinieron no hablaron con el empleado. A Ruben se lo citó también en Santa Fe. Las puertas están siempre abiertas, lo que no puedo asegurar es que esté siempre presente. Porque los tribunales están en Santa Fe. No puedo garantizar que de lunes a viernes esté en Coronda, pero la Fiscalía está abierta y cualquier persona que quiere una audiencia, se anuncia y se lo cita para cuando yo estoy».

Más allá de los ánimos de la población, que exije por la resolución de la investigación, el Fiscal se mostró extremadamente cauto al afirmar que:
«Nosotros tenemos una realidad, que es que lo que sucedió, es con certeza, algo que no va a saber nadie, solamente las personas que estuvieron en ese lugar, en ese día y a esa hora. Otra cosa es la verdad periodística, otra cosa es lo que se dice en la calle y otra cosa es la verdad judicial, que es lo que se dice en la calle y podemos comprobar con pruebas que se acreditan delante de un Fiscal».

Por último, reitiró, aunque con otras palabras, el concepto general de expresó apenas iniciada la comunicación:
«En este momento no tengo elementos de pruebas para atribuir la autoria material a ninguna persona. Estas dirigencias realizadas, nos aportan material pero no para sostener una autoría. Al papá de Magalí y a la mama también, le llegaron rumores de personas que decían saber lo que pasó, pero cuando las llamamos a Fiscalía, se desdijeron. Cuando uno cita, las personas , por temor, por miedo o porque mintieron, desconocen el testimonio. Las personas que llamamos, desconocieron las palabras que habían sido manifestadas por el padre de Magalí.
Tengo algunas sospechas. Tenemos que ser prudentes al hablar. Están marcadas las personas que pueden haber estado implicadas. Pero si yo dispongo la detención de alguna de esas personas, en menos de 48 horas tendría que estar imputandolos de un delito. Y eso sería imprudente. Porque no tengo elementos para atribuir la autoría material de un hecho».

También te podría gustar...