56 escuelas rurales santafesinas comenzarán las clases presenciales desde el martes

Los docentes comenzarán el lunes. Lo confirmó la ministra de Educación de la provincia Adriana Cantero para 56 escuelas.

La ministra de Educación Adriana Cantero dialogó de manera virtual con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta. En la charla se abordó el regreso a clases de manera presencial en escuelas rurales de la provincia de Santa Fe. Se trata de alrededor de 800 alumnos y 275 agentes escolares de 56 escuelas, en 33 distritos de la provincia.

Cantero confirmó que en la reunión se trató «la aprobación provincial de Santa Fe para el segundo cuatrimestre que involucra nuevos modos de trabajo en la distancia y en la presencialidad pensando en un sistema educativo que se diseña en simultáneo». En esta línea confirmó: «En la provincia habrá muchas escuelas trabajando todavía en la distancia y otras volviendo a la presencialidad. Será la primera experiencia en 56 escuelas de 33 distritos pequeños de la ruralidad profunda de Santa Fe que están en comunidades con cero riesgo de contagio Covid, con el concepto de burbuja comunitaria. En esa burbuja los actores escolares conviven en el mismo lugar preservado del contagio».

El protocolo sanitario es el aprobado por el Consejo Federal de Educación, según informó la ministra, por una parte, cada docente deberá utilizar máscara o barbijo, y en algunos casos particulares, las dos cosas. El estudiantado deberán tener los barbijos puestos en todo momento, salvo los más pequeños. Siempre el distanciamiento social. Explicó que será intensivo el lavado de manos durante toda la jornada escolar, con instancias para entrar y salir del aula y del establecimiento. Habrá un solo recreo largo de media hora que se usará para que el aula sea desinfectado. Y se les tomará la temperatura tanto a la entrada como a la salida de las escuelas.

Cantero aclaró: «En caso de contagio procederemos con criterio del aislamiento y de los contactos estrechos, pero al ser comunidades tan pequeñas, involucraría a toda la escuela. Se irá procediendo artesanalmente, escuela por escuela». El lunes llegarán los docentes a las escuelas y el martes estarían los chicos en todas ellas. Detalló además que en la mayoría de los establecimientos son plurigrados y que en esos casos, el retorno a las aulas será de presencialidad plena. «Mientras que en aquellas escuelas que están divididas por grados, inicialmente volverán los alumnos de primer grado y séptimo grado, bajo una modalidad de alternancia en función de cómo puedan aplicar el dispositivo de distanciamiento social», dijo la ministra.

Al mismo tiempo expresó que estas escuelas ya cuentan con termómetros infrarrojos. En relación a si este año podría darse en otras localidades santafesinas, Cantero respondió: «Está muy lejos para producirse en localidades como Rosario o Santa Fe. Pero también sabemos que el Covid es dinámico, y si todos aprendemos a cuidarnos y en la medida en que distintas ciudades ingresen a la categoría de bajo riesgo de contagios, podrán volver a los dispositivos presenciales».

«Es una experiencia pospandémica o en tiempos de pandemia para aplicar los protocolos y pensar en esa escuela que se diseña distinta. Si podemos volver en algún momento todos la escuela no va a ser la misma. Tal vez por un tiempo largo. Quizás muchas escuelas este año no abran. Nuestra expectativa es la presencialidad. No hay nadie más expectantes que los ministros de educación para poder abrir, pero en este caso la salud está primero. Mientras haya riesgos importantes de mantener la salud para los santafesinos, todo lo que hagamos será con absoluta responsabilidad y seriedad en el paso a paso», apuntó Cantero.

Y agregó: «Esperamos recuperar la presencialidad porque nada sustituye ese vínculo, pero estamos en una pandemia y la vida de la gente está en riesgo. Esta no es una decisión educativa, es una decisión epidemiológica. Tenemos todo preparado para que ni bien tengamos descenso de riesgos de contagios en distintas localidades, allí la presencialidad se pueda presentar».

Por último, al ser consultada por la situación de los aspirantes a reemplazos, Cantero expresó: «Van a tener una ayuda del Ministerio de Desarrollo Social y el de Trabajo. Educación trabajará en los listados de escalafones con ciertos criterios. Tiene que tratarse de gente que efectivamente haya desempeñado reemplazos el año pasado, que no esté trabajando en este momento, que no tenga otros trabajos ni asistencias. Y en la organización se parece mucho a la conformación del IFE». Si bien dijo que no se conoce el monto, describió que la cifra podría ser parecida a la del IFE.

 

También te podría gustar...