Los pumas 7s son de bronce

El primer try del partido fue anotado por el cordobés Lautaro Bazán Vélez, mientras que a poco más de un minuto del cierre de la primera etapa Marcos Moneta anotó el segundo. En el complemento, Ignacio Mendy anotó el tercer try y selló el resultado final.

En el estadio Olímpico de la capital japonesa, el conjunto dirigido por Santiago Gómez Cora finalizó de la mejor manera posible un certamen que presentó también un camino de espinas, a partir de complicaciones que surgieron para armar la formación, por lesiones y suspensiones.

El desarrollo del encuentro arrancó con un equipo inglés decidido a volcar el juego por las bandas, aprovechando la velocidad de algunos de sus hombres. Así, cuando no se había cumplido siquiera 2 minutos, el apuntado Harris escapó al tackle de Bazán Vélez y apoyó la pelota en el ingoal adversario para decretar la apertura: 5-0.

El equipo argentino, que no pudo contar en este encuentro final ni con Gastón Revol (suspendido) ni Matías Osadczuk (rotura de ligamentos en su rodilla izquierda), empezó a rotar para ganar oxígeno. Así y todo, el cansancio hizo su aparición y, entonces, un espacio otorgado al adversario le permitió a Lindsay-Hague enfilar por el centro y marcar el segundo try británico. El partido quedó empatado 12-12, a falta de 4 minutos.

Sin embargo, en la siguiente jugada, después de ganar la bola en la salida, Argentina volvió a facturar, a partir de la velocidad de Ignacio Mendy, quien se sacó un jugador inglés de encima y se fue derecho al ingoal rival.

Los dos minutos finales fueron jugados con inteligencia por Los Pumas 7, que se abrazaron a la victoria y lograron subirse al tercer escalón del podio.

“No fue un camino fácil. Pasamos muchos contratiempos, pero esta medalla es la recompensa. Los muchachos fueron inteligentes y consiguieron lo que nos habíamos propuesto, que era estar entre los cuatro mejores”, sostuvo el DT Gómez Cora a la TV Pública, una vez finalizado el cotejo.

En el encuentro decisivo por el título, Islas Fiji repitió el título alcanzado cinco años atrás en Río de Janeiro 2016 y volvió a calzarse la medalla de oro. En el choque por el primer puesto, el elenco fijiano le ganó a Nueva Zelanda por 27-12, para gritar nuevamente campeón.

SEMIFINAL ANTE FIJI

Meli Derenalagi, Sireli Maqala, Semi Radradra, Jiuta Wainiqolo anotaron los tries para el conjunto fijiano, mientras que Jerry Tuwai, Vilimoni Botitu y Napolioni Bolaca aportaron conversiones. Ignacio Mendy y Marcos Moneta apoyaron para Argentina y Santiago Mare anotó dos conversiones.

Los Pumas 7s comenzaron perdiendo el partido pero lograron darlo vuelta y se fueron al final del primer tiempo ganando 14-12. En el segundo período, los del Pacífico aprovecharon las ocasiones para despegar en el marcador y estiraron las diferencias.

Y en declaraciones a la TV Pública agregó: “Estamos en las grandes ligas. Es un nivel en el que no te perdonan. Cada mala toma decisión nos la hicieron pagar. Hay que acostumbrarse a jugar a este ritmo”.

Independientemente del resultado que obtenga el equipo argentino en el partido por el tercer puesto, el seleccionado nacional ya mejoró la posición obtenida hace cinco años atrás cuando finalizó los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el sexto puesto.

En cuartos de final, el seleccionado argentino venció a Sudáfrica por 19 a 14, en un partido que afrontó en inferioridad numérica desde los dos minutos y medio de juego.

En el partido por las semifinales no estuvo el cordobés Gastón Revol, quien fue expulsado ante Sudáfrica y recibió cuatro fechas de suspensión.

Tampoco formó parte del equipo Matías Odsazuk, quien sufrió un golpe en la rodilla izquierda en el partido de cuartos.

Desde el cuerpo técnico argentino hicieron las gestiones para que el hombre de La Tablada no sea sancionado tras su roja, pero el pedido fue negado.

También te podría gustar...