Robo a mano armada en la sede de Liga Santafesina de Fútbol

Fue un golpe comando, entraron 4 personas armadas, los tiraron a todos al piso y golpearon a un empleado de la Liga Walter Maik y a un árbitro Carlos Pérez.

Había muchos árbitros que estaban esperando para cobrar la jornada arbitral del fin de semana. Además robaron dinero en efectivo y otros elementos personales de valor de la gente que estaba en el lugar y pertenecientes a la Liga Santafesina.

Lo más importante es que los golpeados están bien, en sus domicilios y recuperándose, luego de haber sido atendidos por personal médico.

Todo esto se dio en el marco de que afuera había un móvil policial, custodiando en la vereda de enfrente la Sinagoga, ya que allí se celebraba el nuevo año judío. Lamentable.

También te podría gustar...