FUERTES RECLAMOS HACIA LA CLÍNICA PRIVADA

Uno de los temas abordados en la mañana de hoy fue el tema salud, a raiz de reclamos que se dieron primero en las redes sociales y luego tuvieron repercusión en nuestro programa con una comunicación telefónica con Graciela, una vecina de la Ciudad que relató lo que le había pasado al momento de llegar con su hijo al Sanatorio Privado y si bien reconoció que la situación de su hijo no era de gravedad, dijo que lamentablemente recibió como respuesta que el médico de turno había asistido a un accidente, siendo que no debería moverse hasta tanto cubra su guardia y la mandaron al Samco local. Como ella tiene obra social privada no perdió tiempo y se trasladó hasta la Ciudad de Santa Fe, donde consiguió la rápida atención que según ella debe tener cualquier persona que asiste con alguna afección a un Efector de Salud.

Contó además que no es la primera vez que vive esta situación y que alguien debe tomar cartas en el asunto porque esta falta de servicios se viene dando desde hace muchos años, lamentablemente en ese lugar.

Finalizada la comunicación con Graciela, tomó contacto con la radio Noemí, quien se mostró muy molesta al vivir una situación similar tiempo atrás cuando llegó hasta el Sanatorio con su hijo con un dedo amputado y no solo que la enviaron al Hospital si no que además escuchó de parte de Profesionales del Efector Privado comentarios totalmente inadecuados al hablar sobre gente que busca que le solucionen como debe ser su problema de salud y ni hablar de la atención para las personas afiliadas a PAMI que no tienen la posibilidad de elegir un médico, ya que siempre deben acudir al médico de cabecera que figura en la obra social, para luego ser derivados en el caso de que corresponda y como ya somos grandes en edad se nos trata hasta con desprecio, «nos atienden mal, nos tratan de viejos locos».

Terminó diciendo que debería hacerse un reclamo generalizado porque han sido varias las personas que han pasado por estas situaciones y con la salud de la gente no se debe jugar.

También te podría gustar...