Cafiero llega a Estados Unidos en busca de apoyo en la negociación con el FMI

El canciller se reunirá con el jefe del Departamento de Estado norteamericano, Anthony Blinken. El eje estará en la deuda con el Fondo, pero se tratará además la postura argentina ante las problemáticas de Nicaragua, Venezuela y Cuba.
Este lunes, adelantando su vuelo para asegurar su llegada por el mal clima, el canciller argentino Santiago Cafiero arribará a la capital estadounidense, Washington. El objetivo es entablar una reunión con el secretario de Estado de dicho país, Anthony Blinken.
Si bien desde Argentina existen grandes expectativas respecto al encuentro, principalmente a la espera de apoyo en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en Estados Unidos indican que se trata de un contacto formal para afianzar la relación bilateral.
La llegada de Cafiero (su primera a la capital del país del norte) estaba prevista para el mismo martes, cuando se reúna con Blinken a las 13 horas, sin embargo, un fuerte temporal de nieve en el este de Estados Unidos obligó a adelantar el viaje.
En Washington consideran un gesto importante que Blinken reciba al argentino, ya que no es demasiado habitual en estos tiempos pandémicos que el estadounidense se encuentre con sus pares cara a cara en su oficina.
En la agenda se encuentra prevista una visita a Juan González, el encargado de la Casa Blanca para América latina, y reuniones en el marco de la OEA y el Congreso. Por otro lado, también el canciller brindará una conferencia en un centro de análisis.
Otro de los temas que figuran en la agenda es el de la nueva presidencia argentina de la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra. La posición de Argentina sobre derechos humanos preocupa en Estados Unidos, sobre todo en casos como Nicaragua, Venezuela y Cuba, países donde el Gobierno se ha resistido a condenar los atropellos. Organizaciones como Human Rights Watch advirtieron que la posición de Fernández es “errática e inconsistente”.
La protección de los derechos humanos a nivel mundial es muy importante para el gobierno de Biden y seguramente Cafiero deberá explicar la estrategia argentina, que incluye contactos estrechos con Rusia y China, hacia donde pronto viaja Fernández.
En este marco deberá hacer malabares con un episodio escandaloso: la presencia en la asunción de Daniel Ortega del funcionario iraní Mohsen Rezai, con pedido de captura de Interpol por el atentado contra la AMIA, en una ceremonia de la que participó el embajador argentino Daniel Capitanich.
En Washington hablan de “incompetencia o culpabilidad” del Gobierno y Estados Unidos criticó con dureza este episodio: “Las democracias en nuestro hemisferio no pueden darse el lujo de mirar hacia otro lado mientras Ortega-Murillo socavan la democracia y la seguridad regional», dijo Brian Nichols, el encargado de América latina del Departamento de Estado.

 

 

FUENTE: EL LITORAL

También te podría gustar...