EMPRESARIOS DE COLECTIVOS ADVIRTIERON QUE PODRÍA HABER UN NUEVO PARO

Pese a haber logrado un acuerdo con el ministerio de Transporte, la situación de los empresarios del sector continúa sin modificaciones. La Nación debía transferir el dinero correspondiente a mayo antes que finalizara el mes, pero no ocurrió. Por eso, los representantes de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) advirtieron sobre una nueva medida de fuerza y pusieron como fecha límite el lunes 6 de junio.

De acuerdo con la información difundida en el último cónclave, la cartera dirigida por Alexis Guerrera debía abonar el monto acordado en dos cuotas -27% en mayo y 11% en junio-, llevando los salarios a $150.000. De esta manera, los sueldos de los choferes del interior se equipararían con los de los trabajadores de Capital Federal. No obstante, no hubo movimientos bancarios y las alarmas se encienden.

Al respecto, el presidente de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), Gerardo Ingaramo, dijo: “Esperamos la transferencia. Si no llega el lunes 6 de junio, no se podrá cumplir con el pago de salario con aumento”, avisó. De no concretarse, los empresarios señalaron que solo podrán cubrir el salario como se estaba pagando, es decir sin incremento.

“El compromiso de Nación fue girar los dos meses adeudados, pero sólo lo hicieron con uno y no sabemos por qué. Ahora estamos viendo con la provincia cuánto podrá aportar, porque si no se puede pagar con el aumento, seguramente habrá un conflicto”, adelantó .

Los montos de aumento acordados con los conductores son un 27 por ciento en mayo, otro 11 en junio y finalmente en agosto otro 12 por ciento, lo que llevaría los salarios básicos de 100 a 150 mil pesos, más viáticos, antigüedad y otros ítems. Según Ingaramo, el costo de ese incremento para todo el país representa unos 15 mil millones en los 6 meses. “Con lo que aportan Nación y provincia no llegamos ni a la mitad”, indicó.

FUENTE: SIN MORDAZA

También te podría gustar...